Yoga para embarazadas

Durante el embarazo la mujer pasa por una increíble transformación, experimentando muchos cambios física, emocional y mentalmente.

La practica de Yoga va a permitir a la mujer conectar más profundamente consigo misma y con su bebé, generando un vínculo más consciente.

La consciencia corporal que se logra con la práctica de Yoga  ayuda a identificar músculos que trabajan en la labor de parto y a tonificar la musculatura involucrada en soportar el peso del bebe, abrir caderas y fortalecer las piernas. 

La práctica de Yoga alivia posibles malestares que la mujer experimenta porque su cuerpo está cambiando para acomodar a su bebé.  A través de técnicas de respiración y meditación consigue efectos de calma en el sistema nervioso y en la mente liberándola de pensamientos ansiosos.

Se recomienda comenzar con la práctica de Hatha Yoga a partir de la semana 12 de gestación.

 

Clases de Yoga post-natal

La práctica de yoga durante este periodo ayuda a la recuperación y al fortalecimiento del cuerpo de la madre
después del parto (espalda, abdomen, piso pélvico…). Calma el estrés mental, emocional y fisiológico.

 


 

¿Quieres practicar Yoga durante
el embarazo o después de él?

CONTACTAR